Gigantes prehistóricos

femur.jpg

El hombre se ha preguntado por su propio origen desde hace milenios. Si nos fijamos en la historia de la paleoantropología (la parte de la antropología biológica que estudia la evolución humana y sus antepasados fósiles) vemos que religión, ideas y concepciones sociales se mezclan al intentar explicar de dónde venimos y quienes somos.

Las distintas religiones dieron explicaciones, a cual más pintoresca, sobre el origen del universo y del hombre. Estos mitos están basados sobre todo en la imaginación: según el hinduismo, Shiva creó el universo de un gran huevo de oro, que flotó durante cien años en las aguas; los incas creían que Viracocha creó cielo y tierra, y a los hombres a partir de figurillas de fango. Sería interminable relatar todos los mitos y leyendas que han dado su versión de nuestra génesis.

Interpretar el origen y significado de los fósiles también fue una tarea fértil para la imaginación: los griegos consideraban que los restos de piezas de la industria lítica eran piedras de relámpago lanzadas por el dios Zeus.

Durante la edad media, el conocimiento del cuerpo humano era limitado: sin la posibilidad de hacer autopsias, que estaban prohibidas, no había forma de conocer bien nuestro organismo. Pero Leonardo da Vinci hacía autopsias en secreto, así que pudo encontrar muchas concordancias entre primates y humanos. “El hombre se ha de describir en relación a las especies más similares a él, por ejemplo el babuino”, dijo.

La afirmación de Da Vinci no acabó con las especulaciones imaginativas: Felix Platter, un médico Suizo, encontró unos huesos de grandes proporciones. Creyó que habían pertenecido a unos gigantes de unos 6 metros de altura, a los que consideró herejes, por tanto no podían ser enterrados en un cementerio.

Desgraciadamente, la condena a los gigantes fue la causa de que estos fósiles desaparecieran. Poco después Herion calculó la altura de estos posibles gigantes prehistóricos a partir de unos huesos de mamut. Según los restos de que disponía, llegó a la conclusión de que la pareja primigenia, Adán y Eva, habían medido 41 metros él, y 39 ella.

mammoth.jpg

Otro “gigante prehistórico” es el hombre de Cardiff (debajo de estas líneas), un hombre en teoría petrificado descubierto en el s. XIX, en fin, una escultura que inspiró otros engaños similares.

cardiff-giant.jpg

En todo caso, y volviendo al tema de quiénes somos y cómo vinimos a parar aquí, aunque muchas de las explicaciones anteriores son a nuestros ojos de lo más cómico, desembocaron en teorías como el catastrofismo, formulada por Cuvier, que dice que los cambios geológicos y biológicos en la Tierra son debidos a alteraciones súbitas y violentas. La formulación de los principios de la evolución estaba aún por venir.

Para saber más | Gigante de Cardiff
Para saber más | Entrevista con el director del Yacimiento de Atapuerca

5 Responses to “Gigantes prehistóricos”


  1. 1 christian abril 6, 2008 a las 1:27 am

    excelente articulo.

  2. 3 elsa marzo 25, 2010 a las 5:05 pm

    La Biblia habla de gigantes… con ellos se encontraron los israelitas en la Tierra Prometida cuando fueron 12 hombres enviados (uno de cada tribu de Israel)a inspeccionarla. Les tuvieron miedo. Solo Josué Y Caleb tenían el valor de enfrentarlos.

  3. 4 Jose Amado Aguirre septiembre 11, 2010 a las 4:30 pm

    quisiera que Benedicto
    XVI reflexionara teológicamente sobre la existencia de una humanidad anterior y superior a la nuestra actual.

  4. 5 Eladio Herrera diciembre 20, 2012 a las 2:25 pm

    QUISIERA SABER MAS ACERCA DE LOS RESTOS ENCONTRADOS EN LA INDIA DE GIGANTES.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s





A %d blogueros les gusta esto: